Pan de Ángel.

Para mi, este es un dulce ganador, y digo esto, porque donde lo llevamos vendemos todas las piezas. La base es mazapán, la diferencia es que dentro lleva un relleno de cabello de ángel, boniato y canela, auténtica dinamita.  Evidentemente  es una producto muy dulce, y aunque algunos clientes se quejan del sobrepeso que les podría producir comerlo, nosotros siempre decimos que no hay nada como un buen paseo después de cada comida. Ahí queda eso.

Pan de ángel